El Bloc » ARQUITECTURA

Los avatares del Mercat del Born

13 Oct 2010 Alejandro

Cuando aterricé en Barcelona, justamente en el mes de Octubre de 1997, llegué a vivir a pocos pasos del Mercado del Borne, y desde entonces estoy oyendo los anuncios de una rehabilitación que nunca llega. Una estructura monumental, emblema de la industrialización de Cataluña, que no deja indiferente a nadie pero al mismo tiempo de la que nadie está muy seguro lo que va a suceder con ella. Desde que cerró sus puertas como mercado principal de la ciudad en 1971, al aparecer Mercabarna, comenzó una incesante lucha para decidir el futuro del antiguo mercado entre administraciones, arquitectos, vecinos, promotores, empresas privadas e instituciones públicas. Pero esta es la hora en que no hay un consenso a pesar de que las obras definitivas para convertirlo en parte de Museo de Historia de Barcelona ya están en marcha.

BorneEspera
El Mercat del Born, 40 años después de su cierre en 1971, a la espera de volver abrir sus puertas a la ciudad

La decisión de qué hacer con una estructura de estas características, la plaza cubierta más grande de Europa, requiere una buena dosis de sentido común, valorar el patrimonio que alberga el edificio y tener una posición clara hacia futuro. Pero quizás son atributos que las diversas administraciones no han logrado acuñar, dadas las continuas ambigüedades que han determinado los posibles futuros del Borne. Durante algunos años de la década de 1980, posterior a la primera restauración de la cubierta realizada en 1981, fue un espacio polivalente en el que se sucedieron actividades diversas como ferias, conciertos, desfiles de moda o mercadillos. Quizás algo muy cercano a la vocación con la que fue proyectado el edificio. Pero este monumento de inicios del modernisme tiene tanto potencial para ser explotado que, justo en la fiebre pre-olímpica, fue cerrado a la espera de un proyecto de renovación.

mercadoborne
Panorámica del mercado, previa a la reciente restauración de la cubierta

Desde entonces se ha salvado de ser intervenido en varias ocasiones con proyectos tan dispares como ser sede de la cadena FNAC, dependencias de la Universitat Pompeu Fabra, una intervención de Santiago Calatrava o, con la que se iniciaron las obras más recientes, Biblioteca de Cataluña. Pero las excavaciones de este último proyecto dieron con los restos de la ciudad destruida en 1714 y frenaron, una vez más, su rehabilitación. Esto fue en 2001 y hoy, 10 años después, la controversia sobre el futuro del Mercat del Born está más álgida que nunca.

BorneRestos
Los trabajos de excavación y recuperación de los restos encontrados del antiguo barrio de La Ribera se extendieron hasta 2006

BorneRestosLa problemática del Mercat del Born quizás se puede explicar por capas, o al menos es como yo la entiendo. En el subsuelo subyacen los restos de la ciudad devastada por las tropas de Felipe V, que destruyeron un 17% de la Barcelona de la época para la construcción de la Ciutadella, el fuerte militar que controlaría la ciudad. Según los arqueólogos el estado de conservación de estos restos es excepcional, pudiendo reconocer buena parte de la estructura urbana de la ciudad medieval: dos calles, el rec comtal, el pont de la carnisseria y la plaza del mercado. Se pueden también identificar varias viviendas, una herrería, cuadras para los caballos, casas de pescadores e incluso cinco bombas del asedio. En la superficie se encuentra la plaza de 8.000 metros cuadrados, el mayor espacio público de la Barcelona amurallada, que durante más de un siglo albergaría un mercado al aire libre de pescado y otros productos. Y sobre ella la primera construcción industrial en hierro y cristal, y la más grande realizada en aquel momento en España, fabricada enteramente en Barcelona. El ingeniero Cornet i Mas, basado en el proyecto de Josep Fontserè, planteó un sistema modular para la prefabricación en serie que se realizó en la fábrica de Joan Güell, la Maquinista Terrestre y Marítima. Era el inicio de la arquitectura moderna en Barcelona. Robert Hughes, en su famosa biografía de Barcelona, afirma que “el efecto visual de ese enorme tejado, que parece flotar en el aire libre de obstáculos, atravesado por los rayos de luz desde las ventanas enmarcadas con los más tenues filamentos de hierro, resulta hoy tan poética e impresionante como debió de resultar cien años atrás.”

La polémica vuelve a saltar cuando, justificado por la aparición de los restos arqueológicos, surge el más reciente proyecto: convertir la antigua plaza del Borne en una dependencia del MUHBA -Museo de Historia de Barcelona-. Un Centro Cultural más para la ciudad y, como no, una nueva parada para el bus turístico. Según Enric Sòria, arquitecto responsable del proyecto junto a Rafael Cáceres, “cuando el edificio se acabe de restaurar quedará mejor que cuando se construyó”. El Ayuntamiento promueve la idea de que la plaza pública se mantendrá, pero observando el proyecto en detalle se puede ver que se trata de un recorrido a nivel de la calle, eso sí abierto al público y desde donde se pueden observar los restos arqueológicos, pero que más que una plaza son recorridos poco más anchos que un pasillo. El resto de la planta baja estará ocupada y compartimentada por medio de cubículos que albergarán las dependencias del museo -salas de exposiciones y polivalentes-.

Born-Proyecto
Perspectiva interior de la propuesta del Ayuntamiento, de los arquitectos Enric Sòria y Rafael Cáceres

Según la plataforma El Torn del Born, creada por vecinos del barrio en 2008, el proyecto del Ayuntamiento “convertiría este lugar en un sarcófago de ruinas”. Ellos han propuesto otro proyecto, diseñado por los arquitectos Francesc Fàbregas, Conrado Carrasco y David Mackay, en el que proponen dejar toda la planta baja como una gran plaza abierta al público y diferentes usos, bajo la cual siempre se pueden visitar las ruinas arqueológicas. Según Fàbregas, el proyecto del Ayuntamiento de convertir la plaza cubierta más grande de Europa en un edificio cerrado es una gran contradicción y atenuará la ya existente división entre el casco antiguo y el parque de la Ciutadella y Poble Nou. El proyecto propuesto por Fàbregas, Conrado y Mackay, además de dejar la planta a nivel del suelo totalmente libre a disposición de diversas propuestas culturales, exposiciones o mercados, implicaría una inversión mucho más baja que los 61 millones de euros previstos por el proyecto del Ayuntamiento.

Por mi parte me preocupa que, en plena recesión económica y cuando todos estamos intentando revisar nuestro modelo social, Barcelona que se declara tan moderna proponga un proyecto tan costoso, anticuado y poco abierto a la participación ciudadana. Si hay algo que ha definido el carácter de los barceloneses, otorgándole el poder para luego promover otros aspectos de su cultura, es el intercambio y el comercio. Fue justamente este carácter el que hizo de la Ribera, el barrio rescatado bajo las ruinas del Borne, uno de los centros comerciales más activos del mediterráneo. Si hay algo que necesita esta ciudad es volver a dinamizar ese intercambio, desde abajo, promoviendo proyectos realmente alternativos al actual modelo económico. Puede ser una apuesta arriesgada, pero más arriesgado es terminar de momificar la ciudad para seguir vendiéndola al mundo exterior y dejando de lado el mundo interior de sus habitantes, lleno de posibilidades y necesidades.

BorneActual
Vista interior del estado actual de las obras del Mercat del Born

Aunque el ritmo de las obras parece indicar que finalmente el proyecto del Ayuntamiento está en marcha, la historia de los últimos 40 años de este edificio demuestra que nada está escrito. De momento se están haciendo los trabajos de reparación de la estructura y la cubierta y deja mucho que pensar la manera en que el Ayuntamiento ha decidido qué, quién y cómo se haga la rehabilitación del Mercat del Born. Hasta ahora la estructura se ha salvado de ser demolida o transformada en un programa mucho peor del que hay en marcha ahora. Pero si iniciativas como la de El Torn del Born se queda en un movimiento vecinal, no hay una divulgación masiva de su propuesta y no tienen un eco en toda la ciudadanía, poco se podrá hacer ya para recuperar el espíritu original de esta imponente estructura.

Imprime o comparte este post:
  • Print
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • BarraPunto
  • MySpace
  • Netvibes
  • Twitter

7 Comentarios »

  • Tweets that mention El Bloc » Blog Archive » Los avatares del Mercat del Born -- Topsy.com :

    [...] This post was mentioned on Twitter by Latinta, El Bloc. El Bloc said: Miércoles de opinión en El_Bloc: Hoy llevamos nuestra mirada al Mercat del Born http://elbloc.net/?p=956 http://fb.me/Cc9La0uo [...]

  • fmparodi :

    Increible que sigan conviertiendo a esta ciudad en un parque de atracciones arquitectónicas, aunque la verdad si algún edificio lo permite es este, por supuesto teniendo en cuenta el hecho de haber encontrado tal magnitud de ruinas urbanas.
    Entiendo el enfoque del post y lo comparto, pero creo que en este edifcio y es su situación actual no aplica.

  • Sebastian Ortega :

    Gracias por este articulo, la verdad es que los espacios en Barcelona son aprovechados como una valvula de escape para meter turistas. !Ya no caben mas en la rambla!
    Es triste que un espacio que deberia ser transitable y utilizado como lugar de paso, de encuentro y de evento, se convierta rapidamente en un espacio institucional; un espacio regularizado como el graffiti, bueno como todo en esta Barcelona que aveces quiere ser tan modernilla que se vuelve sosa para sus habitantes.

  • Alejandro (author) :

    Sebastián, justamente ha sido nuestro punto de partida para iniciar El_Bloc. Creemos que Barcelona ha perdido buena parte de los espacios de y para sus ciudadanos, en favor de una búsqueda de modernidad poco auténtica. Se oyen muchas voces a pie pero pocas de ellas quedan registradas en medios formales. Te recomiendo que vayas a nuestro primer artículo en la sección reseñas: http://elbloc.net/?p=337
    12 autores hablando del tema.

  • El Bloc » Blog Archive » Destrucción de Barcelona :

    [...] en el exterminio y la resurrección del mercado del Borne (del que hablamos en los inicios de El Bloc): «Cuando se decidió eliminar de allí el mercado central, creo que a mediados de los setenta, [...]

  • Maria :

    En una ciudad donde los restos urbanos romanos y medievales se excavan y se tapan para hacer parkings o estaciones de trenes.Donde desaparecen fuentes del sXII o casas del sXIII,(como la de la plaza de san Agustin o la de La carassa)Se maquillan mercados de dos siglos como Sta Caterina,sin tener en cuenta al departamento de patrimonio o se repican fachadas como el archivo de aragon para borrar las letras en castellano inscritas en la portada …..etc
    El hecho de ser tan escrupulosos a la hora de preservar un trazado al aire con tan poco interes para el ciudadano como el del Born ,con un edificio tan caro y tan poco practico no responde nada mas que a un hecho propagandistico de reforzar la idea antiborbonica en la que los gobiernos de la generalitat ultimamente nos tienen acostumbrados (1714 guerra de secesion,no de sucesion) ….. otro espacio propagandistico y poco cientifico,como lo es el museo de catalunya.

  • jorge :

    Vaya fiasco! Un equipamiento tan importante en un lugar tan especial y que hacen con él??? Una oda al idependentismo, al ego catalanista “donde todo comenzó”. Un museo de la nada en lugar de un equipamiento para la ciudad.

    Yo como arquitecto amante de y ciudadano de Barcelona, hubiera apostado por como se ha estado haciendo barrio a barrio, utilizarlo de biblioteca y/o mercado, como eje vertebrador y de cohesión del barrio… como sucede en Lesseps, en el mercat de la Barceloneta o tantos otros… pero claro!, hemos topado con una piedra angular de la reivindicación nacionalista. ahí van 110 millones de Euros para hacer otro vacío programático en plena ciutat vella.

    :(

Deja tu comentario, haz un trackback o suscríbete a estos comentarios vía RSS.